4 Remedios Caseros para unos Dientes Blancos

4 Remedios Caseros para unos Dientes Blancos

July 12, 2019
Categories: 

Aquí encontrarás remedios caseros para unos dientes blancos económicos y fáciles de preparar.

 

Zanahoria
La zanahoria es magnífica para preparar remedios caseros para unos dientes blancos debido a que, cuando se consume cruda, limpia la boca en profundidad, combate la placa bacteriana y le proporciona un aspecto brillante a la dentadura.

Además, la zanahoria también mantiene las encías sanas, por lo que ingerirla cruda a diario te dará la oportunidad de tener una sonrisa de cine y una boca tremendamente sana, así como un color de piel estupendo debido a que contiene betacaroteno y potencia el bronceado.

Ingredientes
Una zanahoria

Pasos a seguir 
Retira la piel de la zanahoria con la ayuda de un cuchillo o de un rallador.

Límpiala muy bien para eliminar todas las bacterias que hayan podido depositarse sobre su superficie.

Consúmela cruda y, si lo deseas, guarda una pequeña porción y utilízala para frotar tus dientesdespués del cepillado.

Consume una zanahoria al día y prepárate para lucir una sonrisa perfecta y una piel preciosa.
 

Limón

El limón te ayudará a blanquear los dientes de un modo totalmente natural y a poner fin al mal aliento debido a su fresca y agradable fragancia.

Además, se trata de un fruto rico en vitamina C y en sustancias limpiadoras que te ayudarán a acabar con las manchas oscuras que se hayan podido instalar en la dentadura y a eliminar la suciedad acumulada entre los dientes en solo unos pocos segundos.

Ingredientes
El zumo de medio limón
Un vaso de agua

Pasos a seguir
Calienta el agua.

Cuando esté tibia retírala del fuego y mézclala con el zumo de medio limón.

Usa esta mezcla de agua y jugo de limón natural para realizar enjuagues bucales una o dos veces a la semana tras el cepillado dental.

Recuerda que no deberás recurrir a este remedio casero a diario, ya que el abuso de cítricos puede debilitar el esmalte dental.

 

Fresa
La fresa es una fruta rica en xilitol, una sustancia que fortalece el esmalte dental, combate la placa bacteriana y limpia la dentadura, lo que se traduce en unos dientes más blancos y sanos.

Ingredientes
Una fresa 
Tu cepillo de dientes de uso habitual

Pasos a seguir
Retira el rabito de la fresa, límpiala con abundante agua para eliminar restos de polvo y suciedad y machácala con la ayuda de un tenedor para convertirla en puré.

Extiende el compuesto sobre tu cepillo de dientes.

Lávate los dientes con esta pulpa de fresa como si estuvieras llevando a cabo una limpieza normal después de haberlos limpiado con el dentífrico de uso habitual.

Enjuágate la boca con abundante agua.

Pon en práctica este truco todos los días y verás como, en muy poco tiempo, tus dientes se ven mucho más blancos y brillantes.
 

Agua y Bicarbonato de Sodio
El bicarbonato de sodio es fantástico para elaborar remedios caseros para unos dientes blancos debido a su riqueza en propiedades antisépticas, limpiadoras y antibacterianas.

Ingredientes
Una cucharada de bicarbonato de sodio
Una cucharada de agua
Tu cepillo de dientes

Pasos a seguir
Vierte el agua y el bicarbonato de sodio en el interior de un vaso y remueve el líquido con la ayuda de una cuchara.

Sumerge el cepillo de dientes en esta solución casera y frótalo con suavidad sobre la dentadura con movimientos circulares.

Realiza esta acción durante unos segundos y, después, realiza un enjuague bucal con abundante agua hasta haber eliminado todos los restos de bicarbonato.

Recuerda que no deberás excederte con el uso de este remedio casero, ya que el bicarbonato de sodio puede debilitar el esmalte cuando se abusa de él.