Dieta Baja en Colesterol

Dieta Baja en Colesterol

July 22, 2019
Categories: 

A continuación, varias estrategias para ayudarle a desarrollar hábitos inteligentes de colesterol y saludables para el corazón:
 
Vigile su consumo de colesterol. El colesterol dietético (el que usted come) puede elevar los niveles de colesterol en la sangre. Limite el colesterol dietético a 300 miligramos al día.
   
Limite la grasa en su dieta. Una dieta rica en grasas estimula el aumento de peso y puede llevar a niveles elevados de colesterol en la sangre.
   
NO elimine toda la grasa de su dieta. Usted necesita algo de grasa en su dieta para una buena salud. La grasa añade placer a su comida y le hace sentirse satisfecho después de la comida. La grasa también le da sabor, textura y humedad a los alimentos.
   
Escoja aceite de oliva virgen Extra. Para aderezar ensaladas, y aceite de canola y el de oliva virgen para saltear verduras, cocinar y hornear. Son ricos en grasa monoinsaturada, la grasa saludable para el corazón.
   
Consuma más fibra soluble. La fibra soluble puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en la sangre. La encontramos en la avena, el arroz, el salvado, la cebada, los guisantes secos y los frijoles, y ciertas frutas como las ciruelas pasas y las manzanas.
   
NO pase por alto los carbohidratos complejos. Los carbohidratos complejos son ricos en fibra, vitaminas y minerales. Elija más panes y cereales integrales, pasta, arroz integral y frijoles y arvejas secos. Disfrute de las frutas y verduras con más frecuencia.
   
No se deje llevar por la sal. La presión arterial alta está asociada con una dieta alta en sodio. Revise las etiquetas cuidadosamente y observe la cantidad de sal que usa al cocinar y en la mesa.
   
Reduzca los ácidos grasos trans (las grasas Trans hidrogenadas). Los ácidos grasos trans se forman durante el proceso de hidrogenación, lo que hace que una grasa esté más saturada y prolonga su vida útil.
Evite el término "aceite vegetal parcialmente hidrogenado" en la etiqueta-lista de ingredientes de margarinas, mantequillas, así como alimentos envasados, galletas y galletas saladas.

No olvides consumir pescado. El pescado rico en ácidos grasos Omega-3, es bueno para el colesterol. Se recomienda comer por lo menos 6-8 onzas de pescado al horno o a la parrilla cada semana. El salmón, la caballa, el atún y el fletán son excelentes fuentes.