Tips para acelerar tu metabolismo después de los 30

Tips para acelerar tu metabolismo después de los 30

February 11, 2020
i
Categories: 

Antes de los 30 años el metabolismo suele trabajar mucho más rápido. Sin embargo, después de esta edad entra en una nueva fase. Según Salud180.com aquí tenemos unos consejos para acelerar tu metabolismo después de los 30 y no subir de peso:

 

Consume una manzana al día. Las manzanas son ricas en vitamina C, vitamina A, hierro, potasio, fósforo, calcio y ácido fólico. Estas propiedades te ayudarán a prevenir el síndrome metabólico, un trastorno que se asocia con una mayor grasa abdominal, enfermedades cardiovasculares y la diabetes. La cáscara de la manzana tiene una mayor concentración de fibra, la cual, reduce significativamente la grasa visceral localizada en el abdomen (esta es la que rodea a los órganos internos).

 

Mastica los alimentos con calma. Hoy en día todos llevamos un ritmo de vida acelerado, pero, aunque no lo creas, no tomarte el tiempo necesario para masticar los alimentos podría generar una mala digestión. Además, al masticar alimentos quemas más calorías, porque forma parte del ciclo de la termogénesis, es decir, digerir, absorber, transportar y almacenar los alimentos, ¡despídete de los jugos que sustituyen el desayuno!

 

Bebe agua. El cuerpo necesita agua para quemar calorías, si estás deshidratada tu metabolismo se hará más lento. Lo ideal es que bebas dos litros de agua al día.

 

Utiliza aceite de oliva en la cocina. Las grasas solubles monoinsaturadas le ayudarán a tu cuerpo a funcionar correctamente para quemar las calorías que no necesita y evitar los “famosos rollitos” de la espalda o las “lonjitas”.

 

Bebe té verde. El té verde aumenta la tasa metabólica, beber de dos a cuatro tazas al día te ayudará a quemar alrededor de un 17 por ciento más calorías de lo normal. En esta nota te decimos cómo prepararlo para adelgazar.

 

Ríe todo lo que puedas y hazlo con sinceridad. Aunque te parezca sin importancia, ¡no es broma!, según un estudio de la Universidad de Vanderbilt, la risa puede lograr que aumente tu gasto energético entre un 10 y 20 por ciento por encima de los valores de reposo. Si eres de las personas a las que les encanta reír, ¡ya la hiciste! Lo recomendable es tener una dosis diaria de 10 a 15 minutos.

 

Métele pesas a tu rutina de ejercicio. No, no te vas a “poner cuadrada”. Las pesas aumentarán tu masa muscular al mismo tiempo que quemas calorías y aceleras el metabolismo. Además, el levantamiento de pesas ayudará a fortalecer tus huesos y prevenir la osteoporosis. Sólo recuerda no levantar más peso del que debes porque podrías lesionarte (en esta nota te decimos cómo recuperarte de una lesión por entrenar en el gym).

 

Evita desvelarte y duerme lo suficiente. Si sólo duermes un par de horas es momento de cambiar de hábito. Dormir de 7 a 8 horas es esencial para no sentirnos cansadas todo y estar más activas, y sí, no dormir bien afecta a tu peso porque puede provocar que durante el día te dé más hambre y sin darte cuenta comas en exceso, ya que, tu cuerpo requiere un extra de energía para seguir despierto.