Alabama requeriría que los delincuentes sexuales con niños sean “castrados químicamente” antes de salir de la cárcel

Alabama requeriría que los delincuentes sexuales con niños sean “castrados químicamente” antes de salir de la cárcel

June 5, 2019
 fergregory

fergregory

Los legisladores de Alabama han aprobado una ley que obliga a la castración química para cualquier persona que cometa un delito sexual contra un niño menor de 13 años.

Según el proyecto de ley, el procedimiento se llevaría a cabo antes de que los delincuentes salgan de la prisión y sería obligatorio para la libertad condicional. Si el delincuente deja de someterse al procedimiento, se revocará su libertad condicional.

El delincuente también se vería obligado a pagar el procedimiento.

El proyecto de ley fue presentado por el representante estatal Stephen Hurst, quien dijo que esperaba que los delincuentes sexuales lo pensaran dos veces.

Los críticos esperan que el proyecto de ley sea impugnado en los tribunales como una violación de la Octava Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos si es aprobada por el gobernador del estado Kay Ivey.

De acuerdo con la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales, California, Georgia, Florida, Louisiana, Montana, Oregon y Wisconsin aprobaron leyes similares que permiten la castración química en alguna forma. Los informes de Associated Press indican que Texas permite que los delincuentes sexuales repetidos elijan voluntariamente ser castrados quirúrgicamente.

Lo que proponen en Alabama no es una castración quirúrgica sino un medicamento que reduce el deseo sexual. Si bien las drogas utilizadas para disminuir el deseo sexual de un agresor pueden ser efectivas, solo son exitosas para aquellos que desean cambiar su comportamiento y tomarlas según lo prescrito, Frank Zimring, profesor de derecho en la Universidad de California en Berkeley y experto en delitos sexuales, dijo a la Associated Press.

La castración química como la están llamando es más un eslogan publicitario. Hay sustancias químicas que se supone que deben, si se mantienen las dosis, reducir los impulsos sexuales. Eso no es una castración real ya que en el momento que la persona deje de tomar estos medicamentos el efecto sería reversible.